domingo, 8 de abril de 2007

Club Atlético Amalia

.
Cuando me volví de Buenos Aires, a los cinco años, me quedé un tiempo al cuidado de mis abuelos. Cada mañana mi abuelo me despertaba para hacer gimnasia, esos ejercicios que lo mantienen tan bien a los 85, y los fines de semana me llevaba a la cancha de Amalia, a ver los partidos.

Pero con los años nos fuimos alejando un poco, ya no teníamos tantas actividades juntos, no salíamos ya a pescar, ni hacíamos viajes al campo, y claro, dejé la cancha.

Poco me acuerdo de lo futbolístico, no retuve nombres, ni equipos, ni campeonatos, pero me quedó esa agradable sensación de ser partícipe de algo grande, de sentirme parte de una hinchada, de tirar para el mismo lado que los que estaban conmigo.

Hoy, gracias a las visitas relámpago de mi tío Ricardo, volví a la cancha, después de tanto tiempo y me sorprendió verla cambiada, con pintura nueva, con el césped cuidado, y ver que el sentimiento todavía sigue en la gente, que sigue al equipo y lo alienta y lo defiende como siempre.

Pero lo más importante, más allá de esto, fue sentir que lazos con mi familia siguen ahí, aún cuando pase bastante tiempo y cada uno ande en lo suyo. Gracias, tío.




La cancha, como nunca la había visto, una buena sorpresa.


Los seguidores incondicionales.


¡Golazo! Amalia marca el primer tanto.


Bueno, muchachos, que esto es un amistoso...


El comentador que nunca falta.
Explicando la jugada a mi abuelo que ya la vio.


Tío, venirse desde Buenos Aires para ver un empate...


Interesante combinación, como para pensar...


.

2 comentarios:

takónrojo dijo...

hoy me senté en un rincón pensando quien echaria de menos esta cara de mala leche,hoy descubrí que el telefono móvil puede tener telarañas de la gente que se supone que te quiere si tu no das señales anteriormente.
hoy solo pude escuchar kanciones que hablaban d finales felices y critikarlas sin parar.
....
creo que todo va mal,sere yo quien convierte todo en malo?jurr

Tito Giménez dijo...

Hola Sergio, me diste una gran sorpresa de poder ver esos colores de mi equipo,y también de poder ver esa cancha que tantas veces corrí en ese césped que se ve hermoso, como también compartir esa tribuna que nunca conocí,y poder ver a mi viejo como así también a Ricardo, besos para todos gracias por dejarme compartir unas lindas imágenes.